Cuando hablamos del mercado FOREX, también denominado mercado de divisas, hacemos referencia a un mercado mundial y descentralizado, en el que se compran y venden divisas de todo el mundo. Aunque nació con el propósito de facilitar el flujo monetario en el comercio internacional, actualmente se trata del mercado financiero más grande del mundo, superando todos los mercados bursátiles del mundo combinados, según el Banco de Pagos Internacionales o “Bank for International Settlements”.

De la misma forma que un turista se aprovecha del cambio de divisa cuando viaja a un país cuya moneda está a la baja, los inversores de FOREX se dedican a especular acerca de las fluctuaciones del valor de las divisas y, por consiguiente, compran una divisa cuando piensan que subirá de valor y venden cuando creen que bajará. Por ejemplo, imaginemos que el euro hoy vale 1.23 dólares y cambiamos 100 dólares a euros, al día siguiente el mismo cambio está a 1.24 y volvemos a cambiar. Gracias a estos movimientos, habríamos ganado algo más que 81 céntimos, casi un 1% de rentabilidad en un día.

Aunque en un primer momento pueda parecer un mercado perfecto para invertir los ahorros, conlleva los riesgos propios de toda inversión, más allá de que valor de la divisa en la que opera haya bajado. En particular, en los últimos años, se han ido expandiendo las estafas de trading en el mercado FOREX. Generalmente mediante anuncios en internet que prometen beneficios exorbitados, cuando únicamente pretenden quedarse con su inversión. También es habitual que se trate de brókers no autorizados por la CNMV, que realizan las operaciones en tu nombre o te indican las operaciones que debes realizar, en un asesoramiento prohibido por la normativa.

Un ejemplo paradigmático de estas estafas se encuentra recogido en la Sentencia de la Audiencia Nacional 6/2017 de 10 de marzo de 2017, en la que se condenó a un bróker no regulado por un delito masa de estafa agravada. Se dedicaba a captar clientes mediante la publicidad engañosa en internet y prometiendo unos beneficios desorbitados en el mercado de divisas. Nunca realizo dichas inversiones, sino que el capital de los inversores era destinado a engrosar su propio patrimonio  mediante inversiones inmobiliarias a nombre de sociedades opacas de su propiedad. Además, con el fin de convencer a los inversores sobre la solvencia y rentabilidad de la inversión, creó extractos de movimientos ficticios y certificados de inversión falsificados. En total, el número de afectados ascendió a más de 186.000 personas que invirtieron en dicho fraude más de 390 millones de dólares.

Pero no todas las estafas son tan multitudinarias, por ejemplo, en la Sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza 56/2016 de 17 de febrero de 2016, se condena por un delito continuado de estafa a tres brókers no autorizados por la CNMV y que aseguraban en internet un rendimiento del 40% semanal en el mercado FOREX. Tras suscribir dos contratos por la cuantía de 60.000 euros y 32.000 euros, se transfirieron dichas inversiones a sus cuentas personales y desaparecieron.

En consecuencia, el mercado FOREX puede ser una magnífica oportunidad de sacar rentabilidad a los ahorros, pero hay que tener cuidado con las numerosas estafas que se encuentran en internet. Asimismo, recomendamos que antes de realizar ninguna inversión se asegure que se trata de bróker fiable y que se encuentre debidamente autorizado por la CNMV.

Pablo de Andrés Gonzalez
A.n.D. Abogados

AND Abogados puede usar cookies, según sus preferencias, para mejorar su experiencia, recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad de los sitios y entregar contenido adaptado a sus intereses. Haga clic en Aceptar y proceda a aceptar las cookies, obtenga más información haciendo clic en política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies